Mucha Ilusión de los niños en audiciones de ‘Pequeños Gigantes’

TELEVISIÓN
Cerca de 3 000 niños asistieron a las audiciones que se realizaron ayer en el Centro Cívico de Guayaquil. A muchos se les frustró su sueño de salir en televisión.

Redacción Guayaquil
guayaquil@elcomercio.com

Darek Cabezas, de 4 años, se acercó a la mesa del jurado, cruzó sus brazos, frunció su ceño y les reclamó: “Oigan, ustedes, ¿por qué no me dieron la estrella?”.
La pregunta iba en serio. Se levantó a las 4 de la madrugada y no fue por gusto. Soñaba con ser uno de los 24 escogidos para el ‘reality’ ‘Pequeños Gigantes’, que arrancará en septiembre y será transmitido por Teleamazonas.
Su ‘sketch’ incluyó un chiste, en la categoría Carisma, que no le causó gracia al jurado integrado por Andrés Guschmer, Santiago Galindo y María del Carmen Arellano. “¿Qué le dijo una mano a otra mano? Qué hay, mano”:
Roberto Aguirre, productor general del programa, intentó tranquilizarlo, pero fue en vano. El pequeño le dijo “¡Chusma!” y se fue.
Valeria Rodríguez, de 9 años, salió llorando cuando le dijeron que tampoco avanzaba en la categoría Canto. Interpretó la canción Guardián de mi corazón, de la cantante Annette Moreno.
Impresionó al jurado de esa categoría -integrado por Jorge Luis del Hierro, Kleber Fajardo y Virna Santana- sin embargo, falló cuando le pidieron que cantara una canción “más rápida”.
“Yo te dije que quería practicar una canción más rápida”, le reclamó a su mamá, Diana Aldear, de 39 años. Valeria quería aparecer en TV para algún día convertirse “en un famosa y pudiente artista y ayudar a enfermos de cáncer”.
Quien sí se clasificó, en la categoría Baile, fue Alisson Freire, de 9 años. Ella vino desde Santo Domingo. A su corta edad, tiene experiencia. Es parte del grupo de baile Impacto Dance que se presenta en las televisoras Zaracay TV y Majestad TV.
“Ella aprendió a bailar antes que a caminar”, dijo su madre, Adriana Ramírez Castro, quien la acompañó a la audición. Previamente la había ataviado con un vestido rojo con flecos y le había puesto brillo en el cabello. El jurado -integrado por Nelson Parra, María José Ortega y Liz Valarezo- decidió que debía pasar.
José Adrián Romero, de 7 años, recibió un piropo de María del Carmen Arellano cuando audicionó ante ella. “Si tuvieras 20 años más , me caso contigo”. Al final, al niño poco le importó la sugestiva frase pues se enteró que no se había clasificado. A la audición llegó con disfraz de abuelo: peluca blanca, lentes, bastón y barba de algodón, pero se fue con lágrimas pueriles.